lupe fullana | Sorolla y la Moda
16706
post-template-default,single,single-post,postid-16706,single-format-gallery,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0.2,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive,elementor-default

Sorolla y la Moda

El Museo Thyssen- Bornemisza y la Casa Museo Sorolla de Madrid presentan la exposición de la que todo el mundo habla y que nadie se debería perder.

Un homenaje a uno de los más grandes artistas del siglo XX, Joaquin Sorolla, un artista moderno que amó todo lo que le rodeaba y que a modo de cuento nos lo expresa en sus pinturas; cuadros llenos de detalles que debemos aprender a leer, en los que describe la moda de una época en la que mujer cobraba pleno protagonismo, la decoración de las casas pasaba a ser de vital importancia con muebles de última tendencia traídos de distintas partes del mundo, quedando todo ello reflejado en sus pinturas. Convirtiéndose así en crónicas de una época única, en la que se asentaba la modernidad en las urbes, los cafés eran el lugar de encuentro,  la música de jazz sonaba y los bailes estaban a la orden del día, acudiendo las mujeres y los hombres ataviados a la ultima moda.

Dos Sorollas descubriremos en la muestra, uno íntimo, muy personal que retrata a su amada Clotilde y a sus hijas, un enamorado de su esposa,  un hombre moderno y de mundo que a lo largo de sus viajes por Paris o Nueva York, traía lo más puntero a su familia, como bien vemos en el retrato que hace a Elena con túnica amarilla, un delphos es su vestimenta, un vestido que apenas se veía, y que Sorolla al viajar hasta París lo compraría. “Hay que pensar que se trata de un vestido que se ponía casi sin ropa interior, un vestido que hasta ese momento sólo llevaban mujeres como Isadora Duncan o Peggy Guggenheim. Y él decide comprarlo para su hija Elena, de 14 años. Si él lo compra para su hija, es porque él era moderno, pero moderno de verdad”. Y también está el Sorolla oficial,  el que retrata a las más importantes personalidades de la sociedad del momento, tanto española como extrajera. Sorolla es un artista de éxito en vida, tremendamente solicitado, reflejando en sus cuadros la apariencia y la personalidad de cada uno de sus protagonistas.

La exposición se divide en cuatro partes que nos permiten adentrarnos en el cambio de siglo, y revivir esos tiempos tan efervescente. El Universo personal. El retrato de una sociedad; europea y Americana. El Verano elegante; Biarritz, San Sebastián, Valencia… playas en las que las mujeres con vestidos blancos, pamelas, sombrillas… son la atracción.

Paris y la vida moderna; y se podrá visitar hasta el 27 de mayo.